¡pillado!

Tenemos una pregunta sobre el voyeurismo y el exhibicionismo de nuestro hijo menor de 17 años. Nuestros hijos mayores ya se han ido de casa y sólo el hijo menor sigue viviendo con nosotros. Hace un par de meses, mi esposo y yo empezamos a hacer el amor espontáneamente. Nuestro hijo nos pilló teniendo sexo cuando llegó del instituto inesperadamente. Lo que quiero decir es que nos estuvo mirando secretamente en el cuarto, mientras se masturbaba. No lo notamos inmediatamente, pero cuando lo vimos, estábamos tan excitados que ya no sentimos vergüenza y seguimos teniendo sexo. Sólo después del sexo, nos dimos cuenta de lo que había ocurrido, y nos sentimos muy incómodos. A pesar de ser naturistas, solemos mantener el sexo y la sexualidad en privado. Lo hemos hablado con él, y hemos reconocido que fue nuestro error tener sexo en medio de la sala de estar, y que podíamos entender que él se hubiera excitado al vernos. Después de eso, ya no lo volvimos a hablar. Pero durante las vacaciones ocurrieron más cosas. Nos quedamos en un camping naturista en Francia y uno de nuestros invitados pensaba (no estaba seguro) que había visto a nuestro hijo mirando secretamente lo que pasaba dentro de una caravana. Preguntamos a nuestro hijo si era cierto, y él lo negó todo. Para estar seguros, le aclaramos que se tiene que respetar la privacidad de los demás. Pero durante aquellas vacaciones, él empezó a cambiar su comportamiento. Se quitó todo su pelo púbico, lo que atrajo, por supuesto, mucha atención. Paseaba por la playa y por el camping mostrando, orgulloso, su erección. Un hombre siempre puede tener una erección repentina, pero creemos que en este caso no está bien atraer todavía más la atención a tu persona y a tu cuerpo, y se lo hemos dejado muy claro. El golpe más duro para nosotros fue cuando paseaba por las dunas con algunos hombres buscando parejitas que estaban teniendo sexo, para luego mirarles secretamente. Cuando nos enteramos, nos volvimos a casa para evitar problemas mayores. Hemos hablado con él muy intensamente sobre el tema en varias ocasiones. Él tuvo una novia durante una temporada y también tuvieron sexo, pero nuestro hijo opina que es mucho más excitante ver a personas que están teniendo sexo, y dice que tiene esta sensación desde que nos vio hacer el amor. Esto no nos parece normal. Esperábamos que fuera algo temporal, una parte del proceso de maduración. Pero después de esto, ha habido nuevos incidentes. El colmo fue cuando una noche subió al balcón de nuestra habitación, esperando encontrarnos haciendo el amor. Además, hemos descubierto que tiene en su ordenador unos videos que él mismo grabó con su móvil de parejas teniendo sexo. Creemos que corre un gran riesgo con su comportamiento, y el castigo no tiene sentido para un muchacho de 17 años. Sí que vigilamos por dónde anda, y controlamos con frecuencia qué es lo que tiene en su ordenador. ¿Lo que le está pasando es temporal y somos nosotros demasiado impacientes, o tenemos que consultar un psicólogo? ¿La situación se normalizará cuando se vuelva a enamorar y cuando tenga otra relación sentimental?

 

En realidad, el comportamiento de tu hijo no es anormal, puesto que es excitante ver a personas desnudas, o medio desnudas, personas que están teniendo sexo o que se están masturbando: el porno en Internet es una prueba de ello. Sin embargo, también puede ocurrir que a ti como persona te excite ver a otra persona mientras estás desnudo o haciendo el amor, aunque este fenómeno es menos frecuente, ya que nos solemos avergonzar o porque no nos gusta tanto nuestro cuerpo. Pero sin duda no es anormal o malo, tú misma lo has comprobado.
Que él haya paseado por el camping naturista con una erección no es preocupante de  por sí. Quizá era una provocación, ya que el mundo naturista es muy conservador en cuanto a la sexualidad.
Normalmente, un muchacho mantiene una erección en privado, pero bajo ciertas circunstancias puede resultar muy excitante mostrarla. El único problema que yo veo es cuando su hijo viola la privacidad de los demás, espiando a la gente con una cámara y haciendo películas que difunde sin permiso.
Por lo tanto, no nos inclinamos a aconsejarte acudir al psicólogo.
Lo mejor sería que continuarais hablando con él sobre este asunto; ¿qué está bien?, ¿cómo puedes hacerlo sin entrar en problemas con otra gente o con la policía? etc. Es muy importante que no juzguéis negativamente su comportamiento, y que no tengáis la idea de que él tiene una anomalía. Espiarle secretamente no está para nada bien. Vigilar lo que está haciendo, no está mal, pero es importante que sigáis abiertos de mente y seáis cariñosos al comunicaros. Y no os recriminéis que vuestro hijo os haya visto haciendo el amor, porque esa no es la razón de su comportamiento. Muchos hijos han visto a sus padres haciendo el amor, ya sea por haberles espiado, o no.

 

Ojalá que podáis solucionar el problema vosotros mismos, sin hacer el problema más grande. De momento, su mente está llena de ciertas fantasías sexuales, pero en cierto momento se harán menos excitantes por haberse acostumbrado a ellas, lo que influirá en su comportamiento. Un punto importante es que, por lo que se puede desprender de tu mensaje, él probablemente no tenga novia (o novio) para hacer el amor con ella (o él). Has indicado que tuvo novia, pero que encontraba menos excitante tener sexo con ella que verlo. Tampoco es necesariamente tan raro, quizá no se lo pasaba muy bien con esta chica.
Pero también es cierto que la soledad aumenta todo tipo de comportamiento sexual. Por lo tanto, la situación mejorará cuando él esté y se sienta menos solo.
Probablemente, él desea tener sexo con otra persona, como todos, pero quizá le cuesta mucho entrar en contacto con la gente y pasar ciertas barreras para poder comunicarse.
Mucha gente joven experimenta gran dificultad de entrar en contacto con los demás y de comunicarse – cuando se trata de sexo – ya que jamás han aprendido estas habilidades. Probablemente, esa sea la razón de la mayoría de los problemas que los jóvenes experimentan y causan.
En definitiva, creemos que el voyeurismo y el exhibicionismo de su hijo disminuirán (nunca desaparecerán de todo) en cuanto tenga una relación sexual agradable.

Share this page