enfermedadescardiovasculares

El corazón y el aparato circulatorio desempeñan un papel extremadamente importante en las (re)acciones del cuerpo en caso de excitación sexual. Durante la excitación sexual, tanto la presión en los genitales como en el corazón aumentan, igual que la presión arterial, por lo que se hincha el pene del hombre y el clítoris y partes de la vulva de la mujer. Por lo tanto, es de esperar que las disfunciones cardiovasculares influyan negativamente en el funcionamiento sexual.

 

Después de un ataque cardíaco

Tras un ataque cardíaco, el hombre puede experimentar problemas con la erección, y la mujer puede experimentar problemas por la disminución del riego sanguíneo de la vulva. Tanto hombres como mujeres indican tener menos apetito sexual debido a estas disfunciones sexuales, entre otras causas. Personas con una disfunción cardíaca suelen temer otro ataque cardíaco. Este temor puede desempeñar un papel negativo en el acto sexual. Sin embargo, la carga corporal normal durante la actividad sexual y el correrse no aumentan la posibilidad de un ataque cardíaco. Sólo en una muy pequeña minoría de los pacientes con problemas cardíacos existe algún riesgo. Pide información a tu médico. A parte de los factores ya mencionados, también la fatiga, el dolor de piernas y de pecho, la atrofia muscular, la taquicardia y la disnea influyen negativamente en la vida sexual. Estos factores hacen que a uno le falten ganas de hacer el amor.
Muchos hombres tienen disfunciones eréctiles cuando sufren de una disfunción arterial, como es el caso en la arteriosclerosis, en la que las arterias se estrechan y pierden elasticidad como consecuencia de su calcificación. Asimismo, una operación de by-pass puede causar disfunción eréctil si se dañan nervios que desempeñan un papel en la erección y la eyaculación. Una problemática similar desempeña en la mujer un papel igual de importante.

 

Disfunción eréctil

Sólo se puede hablar de disfunción eréctil (como consecuencia de una disfunción cardiovascular) cuando el hombre no puede tener una erección durante la masturbación y cuando ya no tiene una erección matinal (espontánea). En este caso, el médico le puede recetar un medicamento para estimular la erección. Como (antiguo) paciente cardíaco nunca deberías experimentar con pastillas para la erección, ya que puede haber una interacción peligrosa con otros medicamentos, por ejemplo con el medicamento que influye el nivel de nitrato. Las otras soluciones para una disfunción eréctil son la terapia de auto inyección o la prótesis. ¡Ten en cuenta que una disfunción eréctil puede ser consecuencia de disfunciones cardiovasculares, pero también de otras enfermedades cardiovasculares (que todavía no han sido diagnosticadas)!

 

Mujeres y vasoconstricción

Puesto que el proceso de vasoconstricción (estrechamiento de los vasos sanguíneos) en los genitales es similar en hombres y mujeres, es sorprendente que los médicos no tengan en cuenta las soluciones vasculares (¿una pastilla para la erección?) para mujeres con problemas sexuales y con problemas cardiovasculares. La ausencia de reacción (sexual) de la vagina en caso de estimulación sexual puede ser la causa de una disminución del apetito sexual y una menor frecuencia de sexo, ya que en caso de una vagina no excitada, la penetración puede ser dolorosa.

 

Medicamentos y efectos secundarios

Sabemos que los beta-bloqueadores (medicamentos que combaten la vasoconstricción y el aumento de ritmo cardíaco) pueden causar disfunción eréctil. Asimismo, este grupo de medicamentos tiene una serie de efectos secundarios que influyen negativamente en la vida sexual, como la fatiga y el dolor de cabeza.
También los inhibidores ECA (enzima convertidora de angiotensina) que bajan la presión arterial y los trombolíticos que disuelven los coágulos de sangre) tienen muchos efectos secundarios (hipotensión, fatiga, etc.) que influyen en el funcionamiento sexual. Así también los medicamentos con nitroglicerina, como «Nitrobaat» entre muchos otros, que se suelen recetar para combatir la angina de pecho. Las estatinas (medicamento que disminuye el colesterol) y los diuréticos (para la eliminación de agua y sodio en el organismo a través de la orina) que suelen recetarse para afecciones cardiovasculares, también pueden causar disfunciones eréctiles.
En caso de que le receten medicamentos, es importante consultar el prospecto para conocer los posibles efectos secundarios sexuales. Pida información y consejo a su médico si algo no está claro. En este caso, debería tomar usted la iniciativa, ya que a muchos médicos les parece difícil hablar sobre la problemática sexual como consecuencia de una afección cardiovascular.

Share this page