Verrugas genitales
Verrugas genitales

verrugasgenitales 

Las verrugas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluidos los órganos genitales exteriores. Las verrugas son causadas por diferentes virus muy similares entre sí. Estos virus están en la sociedad humana desde nuestros inicios. El virus de las verrugas genitales sólo se trasmite por contacto sexual.

 

Síntomas de las verrugas genitales

Las verrugas aparecen en lugares calientes y húmedos, como alrededor de la abertura de la vagina, el ano, el glande y el prepucio. La posibilidad de contagio es mayor cuando las verrugas son visibles. En caso de contagio, las verrugas aparecerán al cabo de unas semanas o incluso de un año tras la infección. Las verrugas no duelen, aunque pueden picar.
Es aconsejable empezar lo antes posible con el tratamiento contra las verrugas genitales para evitar nuevos contagios.

 

El tratamiento de las verrugas genitales 

Normalmente, las verrugas corrientes se congelan, cortan o queman, a veces bajo anestesia local. El tratamiento más adecuado en el caso de las verrugas genitales es la aplicación de la crema Aldara. Sin embargo, es una crema cara y muchas veces tienes que pagarla tu mismo. Como también ocurre con el virus de otras verrugas, el virus de las verrugas genitales siempre permanecerá en tu cuerpo, por lo que las verrugas genitales pueden reaparecer después del tratamiento. Algunas personas no experimentan nunca más las verrugas genitales después del tratamiento.

Share this page