clamidia 

La clamidia es una enfermedad causada por una bacteria del mismo nombre que coloniza las glándulas de la parte interior de la vagina, la uretra o el pene, multiplicándose en estos lugares.

 

Síntomas de la clamidia

Los síntomas de clamidia en la mujer son rojez de las glándulas vaginales y un flujo vaginal bastante líquido. Al tener sexo anal u oral, también se puede infectar el ano o la garganta.
Los síntomas de la clamidia aparecen de unos días a una semana después del contagio. Los síntomas de clamidia son más obvios en los chicos que en las chicas, ya que el interior de la vagina es más ancho y la vagina suele producir casi siempre una segregación que impide ver la enfermedad con facilidad.
Las molestias de clamidia en los chicos pueden ser dolor al orinar y una gotita de segregación acuosa del pene, sobre todo al levantarse por la mañana. Estos síntomas pueden ser menos obvios en las chicas.
Es aconsejable hacer una prueba de clamidia después de haber practicado el sexo inseguro.

 

El examen de clamidia

El examen de clamidia consiste en tomar una muestra de la superficie de la glándula del pene o vagina, y analizarla a continuación mediante un microscopio. En caso de que la prueba de positivo, es decir, si efectivamente se trata de una infección de clamidia, tienes que advertir a la(s) persona(s) con la(s) cual(es) has tenido sexo, para que ésta(s) también se pueda(n) hacer la prueba.

 

El tratamiento contra la clamidia

La clamidia se puede tratar con eficacia mediante antibióticos. No es recomendable no actuar ante la infección, ya que en este caso las bacterias se pueden dispersar por los órganos genitales interiores en un periodo de meses o años. En los chicos estas bacterias acabarán en los epidídimos y el canal deferente, mientras que en las chicas acabarán en las trompas de Falopio, infectando de este modo los órganos de modo doloroso hasta bloquearlos.

Share this page