LGV 

El LGV (linfogranuloma venéreo) es una infección de los ganglios linfáticos causada por las bacterias de clamidia. En los Países Bajos, pocas personas padecen del LGV, pero desde hace unos años se ha visto un aumento de la enfermedad en los hombres homosexuales con muchas parejas que practican sexo inseguro.

 

Los síntomas del LGV

Los síntomas del LGV son pequeñas úlceras y, una vez avanzada la infección, fiebre como consecuencia de la infección de los ganglios linfáticos. Más adelante se puede llegar a sufrir una rectitis, es decir, una infección del colon, que puede ir acompañada de segregaciones, úlceras y sangre en los excrementos. El LGV aumenta la posibilidad de contagio de otras ETS. A las personas que pertenecen al grupo de riesgo, y que se someten a un examen cada medio año, se les hacen pruebas de infección de LGV si han dado positivo en el examen de clamidia.

 

El tratamiento del LGV

El LGV se combate con antibióticos. El tratamiento del LGV dura unas semanas.

Share this page