chicasychicos 

El sexo no sólo es lo que hacemos, sino lo que somos. Ya somos niño o niña antes de nacer. Lo primero que dicen de nosotros al nacer es «Es un niño» o «Es una niña». Esto es nuestro sexo y lo ven en nuestros órganos genitales, aunque  siempre hay excepciones.

 

Excepciones 

Aproximadamente uno de cada cien bebés no es claramente niño o niña. Los órganos genitales pueden no estar plenamente desarrollados, o los dos pueden estar predispuestos. También puede ocurrir que un bebé se parezca más a un chico, pero que tras algunos años se descubra que es una chica. Frecuentemente, estos chicos y chicas experimentan una época difícil. Puedes leer más en transexualidad.

 

Las hormonas

Las diferencias entre chicas y chicos son tanto interiores como exteriores. En su interior, los órganos genitales de chicas y chicos producen hormonas diferentes. Estas hormonas hacen que las chicas y los chicos se vean y comporten diferente, incluso cuando todavía son pequeños. Al llegar a la pubertad, se hacen más claras las diferencias. La mayoría de los adultos se comporta claramente de modo masculino o femenino. Por otro lado, todas las personas producen una cierta cantidad de hormonas del sexo opuesto.

 

Educaciones diferentes

Las chicas y los chicos reciben una educación diferente y tienen un nombre propio típicamente masculino o femenino. Todos los días se refieren a ellos con «él» o «ella». Los chicos se visten diferentes a las chicas y juegan con juguetes diferentes. Ellos reciben diferentes regalos y juegan a otro tipo de juegos.

 

Las diferencias entre chicas y chicos 

Alrededor de los ocho o nueve años, cuando las chicas y los chicos son un poco más mayores y más conscientes, ya saben de todo sobre las diferencias entre sexos. A esta edad, las chicas opinan que los chicos son «bruscos» y los chicos dicen de ellas que son «raras», aunque no siempre, claro. Las chicas y los chicos ya saben a temprana edad que sus órganos genitales son sus partes íntimas y que siempre están cubiertos, incluso al nadar o al tomar el sol. Aún así, antes de la pubertad, las chicas y los chicos son similares en muchos puntos. En la escuela y en casa aprenden muchas cosas similares y ven los mismos programas televisivos. Descubren las mismas cosas sobre los sentimientos sexuales y juegan en secreto con su propio cuerpo. También hay juegos que las chicas y los chicos hacen juntos. Puedes encontrar más información en juegos sexuales.

Share this page