aparatitosyjuguetessexuales

Aparatos y juquetes sexuales que se utilizan para mejorar la habilidad sexual y/o el placer. 

 

aparatos

Este grupo incluye las bombas de succión que pueden ayudar a provocar una erección. Se introduce el pene (flácido) en la cavidad de la bomba y se succiona a continuación parcialmente el aire. La diferencia de presión hace correr la sangre por el pene, provocando así una erección. En la base del pene se pone un anillo para que la sangre no retroceda, manteniendo así la erección durante más tiempo, el tiempo suficiente como para satisfacerse tanto a uno mismo como a otra persona.
Otro aparato incluido en este grupo es el anillo para el pene. El anillo se puede emplear cuando la erección ocurre espontáneamente pero no suele durar mucho tiempo. Así, el anillo para el pene sólo sirve para incrementar la duración de la erección.

 

Juguetes sexuales

Los juguetes sexuales son objetos en forma de pene o vagina, fabricados de plásticos, que pueden tener gran variedad de características.

  • Los consoladores pueden tener muchas formas, colores y tamaños. El consolador se suele aconsejar para la masturbación o el sexo lésbico. El consolador es un juguete sexual muy antiguo. Hoy en día, la mayoría es de plástico, pueden vibrar y tienen todo tipo de salientes que estimulan tanto el clítoris y el punto G de la vagina, como el ano. Por supuesto que existen también consoladores para el ano (conocido como «buttplugs») que están adaptados a los deseos del cliente en cuanto a forma y tamaño. Estos «buttplugs» pueden tener características añadidas, como vibración o estar dotados de mecanismos que les permitan simular una eyaculación.
  • Para las mujeres existen también diferentes tipos de bolas que se pueden introducir en la vagina, y que provocan un placer continuo por medio de vibraciones.
  • Para los hombres existen vaginas artificiales que pueden ir acompañadas por unas nalgas con ano, y que además pueden vibrar. Por supuesto que también existen bocas artificiales, además de gran variedad de muñecas sexuales de diferentes formas y materiales. Estas muñecas pueden ser hinchables, pueden tener cabello o no, e incluso pueden tener genitales, todo para que parezcan lo más reales posible. Los modelos más recientes de estas muñecas de plástico parecen, a cierta distancia, seres humanos vivos, y aparte disponen de programas de habla. Estas muñecas cuestan, más o menos, lo mismo que un coche pequeño.
Share this page