mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 

home > variantes sexuales > parafilias

ParafiliasUna parafilia: la masturbación

 

Parafilias, información general

En la ciencia médica (sexológica) se suele emplear el término «parafilias» para referirse a las «variantes sexuales». El término parece ser neutro, a pesar de que signifique «desviación sexual». El término «variantes» ofrece una visión abierta en cuanto a las variantes del comportamiento sexual. Por lo tanto, no hablamos de «perversidades» o «desviaciones sexuales», por la simple razón de que estas palabras se emplean cada vez más para expresar una desaprobación o para encerrar o prescribir un tratamiento a ciertas personas. Nuestro punto de partida es que el comportamiento sexual de todas las personas muestra un amplio espectro de posibilidades, de las que sólo una pequeña parte se llevará a cabo, ya que los humanos desarrollan un comportamiento heterosexual de reproducción y de familia hacia el mundo exterior, tanto por predisposición como por educación. Aun así, las personas «normales» disponen de un amplio repertorio de variantes sexuales. El ejemplo más claro es la autosatisfacción (masturbación).

Culpabilidad y miedo
La relación estable heterosexual se considera como «normal» y «sana», lo cual es comprensible, ya que las personas con otro comportamiento sexual, desaprobado y penalizado por los demás, experimentan más sentimientos de culpabilidad y miedo, lo que conlleva a que se sientan y se comporten de forma menos saludable. Las personas que se enfocan en una determinada variante sexual suelen tener problemas, que pueden desembocar en «trastornos de la personalidad». La tradición médica, o ellos mismos, les ha etiquetado sexualmente.

El control sexual
Hay una posible explicación al hecho de que la mayoría de las variantes sexuales se considere masculina. Desde el inicio de la humanidad, los hombres han sufrido un mayor control sexual de la comunidad, ya que son el sexo penetrante y menos selectivo. Su tendencia a la ón, pero tiene que competir con la tendencia femenina, también formada a lo largo de la evolución, de seleccionar un solo hombre que la pueda ayudar a criar el hijo que ella quiera.

Culpabilidad y penitencia
En la práctica, esta situación significa que los hombres corren mucho más riesgo de ser «pillados». El comportamiento que en la mujer no llama la atención, es sospechoso en el hombre. Así, él puede entrar en conflicto con la moral y su pareja. La consecuencia son los sentimientos de culpabilidad y penitencia, que han conllevado a dos tipos de comportamiento:
1. El hombre busca ayuda y así llega al psiquiatra o al psicólogo. Éste define su problema como un problema «sexual», y desde esta consideración se explicará su comportamiento y personalidad. Y así, durante los últimos cien años, una gran cantidad de «perversiones sexuales» ha entrado en la literatura médica y psicológica.
2. Alguien denuncia al hombre, la policía le detiene y le interroga. El hombre llega ante el juez, y se le impone una pena. A lo largo del tiempo, la policía ha podido formar un amplio archivo de «personas con una desviación sexual».
En realidad, estas personas sólo han ido en contra de la moral nacional o de su entorno. La idea de que tienen una naturaleza sexual extraña es un malentendido mantenido por el entorno, la psiquiatría y las leyes nacionales.

Malentendidos
Y es desde este tipo de situaciones que se relaciona a ciertos individuos con los conceptos de «desviación» o «perversión». Hoy en día, la sexología habla de «preferencias sexuales», una denominación más simpática que «perversión», aunque el último término fue introducido como un término neutro y científico. Así, existe la posibilidad de que, con el tiempo, los términos «preferencia sexual» y «variantes» se conviertan en términos malsonantes. La posibilidad de que esto ocurra depende de cómo la sociedad se libere de antiguos malentendidos en cuanto al dominio sexual.
La obra de referencia para el mundo occidental es Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), publicado por la American Psychiatric Association (asociación americana de psiquiatras). Anteriormente, también en este manual, la autosatisfacción sexual (masturbación) figuraba como una enfermedad, así como hasta hace muy poco ocurría con la homosexualidad.

Puedes encontrar más información en el artículo lista alfabética de parafilias de Dik Brummel en De Nieuwe Sekstant, la revista de la NVSH.
También puedes leer las cartas sobre la Lactofilia, Abasiofilia en Capnolagnia

 

 

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web