mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 

home > variantes sexuales > normal y anormal

Normal y anormalDiez hombres, diez opiniones

La NVSH lamenta que la sociedad categorice a las personas, y que las personas se categoricen a sí mismas. Opinamos que la categorización en heterosexuales, homosexuales, bisexuales, pedófilos, transexuales, sadomasoquistas, frotistas, masturbadores, fetichistas de pañales, ninfómonas, exhibicionistas, voyeuristas, dendrófilos, saliromanos, etc., es injusta y está basada en un malentendido. Estas categorías de preferencias sexuales han sido creadas por médicos y psicólogos bienintencionados, pero en realidad se trata de aspectos de comportamiento sexual universal. Gracias a la presión de lo «normal» - una presión ejercida desde el interior del ser humano, pero también desde el exterior- se crea temor y sentimientos de culpabilidad sobre el comportamiento, los deseos y las fantasías que se consideran anomalías frente a lo «normal». La mayoría de la gente puede vivir con estos sentimientos de miedo y culpabilidad, ya que mantienen su vida privada para sí mismos. Este grupo de personas es lo que se considera la mayoría normal.

Ser anormalBotón «almost normal »(casi normal)
Sin embargo, algunas personas sufren mucho pensando que son anormales, y como consecuencia exageran el aspecto sexual de su comportamiento y hacen de ello una característica personal. La literatura y la experiencia médica y psicológica apoyan este proceso. En vez de combatir el miedo y el malentendido, aceptan la auto-categorización de sus pacientes e intentan «ayudarles». La ayuda puede consistir en «curar» a la persona de esta tendencia (como hace cincuenta años pasaba con los «homosexuales», y hoy en día con los «pedosexuales»). La «ayuda» más radical consiste en el cambio de sexo de los transexuales.
Las personas con una «parafilia» no tienen un problema con su orientación sexual, sino con los sentimientos de miedo y culpabilidad que desarrollan. Dependiendo de la medida en la que se toleren sus deseos, estas personas muestran sentimientos de descontento, enfado, depresión, torpeza social, etc.
La NVSH opina que muchos aspectos del comportamiento sexual que en la actualidad se consideran «anormales» son más bien una extensión de lo que consideramos nuestro repertorio excitante, y que estos aspectos merecen una valoración positiva en vez de una desaprobación, curación o incriminación. Este planteamiento forma un aspecto importante de la reforma sexual. Podemos concluir que la emancipación sexual del ser humano y de la sociedad tendrá lugar gracias una creciente «normalización» de todo tipo de deseos, comportamientos y posibilidades sexuales, con la que se suprimirá la categorización sexual.

 

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web