mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 

home > variantes sexuales > heterosexualidad

HeterosexualidadHeterosexualidad; los novios

«Hetero» significa «otro». En este caso, se refiere al «sexo opuesto», al contrario que «homo», que significa «igual». Por lo tanto, la heterosexualidad es la atracción sexual que uno siente por una persona del sexo opuesto.

La variante más común
La heterosexualidad es la variante sexual más común y la dominante. Casi todo el mundo tiene deseos heterosexuales, o mejor dicho, muestra un comportamiento y tiene sentimientos heterosexuales. La razón de ser es que los seres humanos nacemos con estos sentimientos y los desarrollamos mientras crecemos y nos hacemos maduros. Asimismo, el entorno estimula el aprendizaje de la orientación heterosexual, lo cual está relacionado con la reproducción, por naturaleza la función más importante del comportamiento sexual, tanto para los individuos como para la especie en general.

Infancia
El hecho de que la heterosexualidad sea normal, no significa que en la práctica se lleve a cabo fácilmente. El voyeurismo el exhibicionismo y la masturbación suelen desarrollarse a una edad muy temprana y siguen latentes el resto de la vida. Como niños, nos podemos enamorar, y este acontecimiento nos impresiona mucho, pero todavía no suele haber un contacto íntimo. Más bien existe una gran distancia social entre los sexos infantiles. Los chicos sólo juegan con chicos, y las chicas sólo con chicas. En cierto modo esta preferencia sigue latente el resto de la vida. Nos solemos sentir algo más cómodos con las personas del mismo sexo.

Pubertad
En la pubertad, los jóvenes van en búsqueda de alguien del sexo opuesto, incitados fuertemente por la maduración sexual por la que pasan. La función de la búsqueda de una pareja sexual es la reproducción. Nuevamente, vemos que este comportamiento se encuentra apoyado por el entorno, pero al mismo tiempo vemos que el deseo está controlado. Existen diferencias culturales en cuanto a la libertad  de los jóvenes para experimentar con diferentes parejas. La forma más estricta es la de un matrimonio organizado por la familia de dos vírgenes jóvenes, rápidamente seguida por un embarazo. En estas culturas, el periodo de la adolescencia es breve y suele «madurar» pronto.

AdolescenciaHeterosexualidad; un hombre y una mujer desnuda
En el Occidente actual existe, por primera vez en la historia, un largo periodo de adolescencia, una libre elección de pareja y la posibilidad de experimentar la vida en pareja viviendo juntos. Aun así, la mayoría de los jóvenes decide al final casarse (ver matrimonio), porque quiere un hijo. Hoy en día, la mujer neerlandesa tiene a su primer hijo generalmente a los 29, la edad más elevada en comparación con el resto del mundo.

Edad
La heterosexualidad dentro de ciertos límites está generalmente aceptada. Estos límites están mayoritariamente limitados por la edad, que no puede ser demasiado baja (debajo de los 16 años es ilegal) ni demasiado elevada (por encima de los 60 años, la gente suele considerarlo raro), y la diferencia de edad entre la pareja, que no puede ser demasiado grande (lo ideal es una diferencia de un máximo de dos años). Por lo tanto, la heterosexualidad va generalmente acompañada de gente joven y fértil. Sin embargo, de estas personas se espera que sigan siendo fieles sexualmente a sus parejas durante el máximo periodo posible. La atracción física hacia otros individuos del mismo sexo suele causar problemas, sentimientos de culpabilidad y la necesidad de cumplir penitencia, y en ocasiones despierta sentimientos de violencia.

Problemas
A pesar de que en principio se podría decir que los heterosexuales pueden experimentar sin ningún problema su variante sexual, esto no siempre es cierto. Durante la infancia se suele tener que hacer el amor en secreto y torpemente, mientras que en la adolescencia existe una oposición (la chica quiere tener un amigo que le sea fiel, y el chico quiere tener una chica amable y fácil). También aquí la torpeza desempeña un papel, no sólo en cuanto a las técnicas empleadas, sino también en cuanto a cómo se afrontan las situaciones. Una pareja puede acercarse en el ámbito sentimental, y experimentar un periodo de mucha felicidad. Aun así, muchas parejas experimentan problemas durante el acto sexual, por ejemplo, él se corre demasiado pronto, ella no se puede correr, se experimenta dolor durante el sexo, o uno de los dos tiene pocas ganas. Después del embarazo y el primer bebé, al hombre el acto sexual ya no le gusta tanto como antes, y dedica su atención a otra mujer, deseando tener una amante. También ella puede desear tener otro hombre, pero en este caso para empezar una nueva relación y quedarse nuevamente embarazada. Los hombres pueden querer fácilmente a dos mujeres a la vez, aunque una suele importarle un poco más que la otra. Las mujeres suelen elegir; abandonan al primer hombre y empiezan a querer al otro.

Entre los límites
Las otras variantes sexuales suelen mantenerse dentro del margen de la existencia sexual «normal» de las personas. A veces, las parejas pueden llevar a cabo juntos sus fantasías sexuales. A parte de esto, practican la masturbación, el travestismo, o cualquier otra variante sexual: fantasean con otra pareja, o son infieles. Pueden ser infieles a su pareja con alguien del mismo sexo, porque lo desean más que cualquier otra cosa. También puede suceder que un miembro de la pareja se considere homosexual, y entonces quiera «salir del armario», y hacer el amor con una persona del mismo sexo por el resto de su vida. Así, hoy en día, los homosexuales suelen convivir juntos e incluso pueden adoptar niños, normalizándose de esta manera la homosexualidad.

 

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web