mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 
 
   

home > sobre hacer el amor > problemas al hacer el amor > la técnica de apretar

La técnica de apretar

Un ejercicio para cuando te corras demasiado pronto

La técnica de apretar

Imagen de: W.H. Masters y
V.E. Johnson, Human
Sexual Inadequacy,
1970

Creer que te corres demasiado pronto es algo muy incómodo. Puede ser que siempre te corras tras medio minuto, poco después de la penetración, o que te corras en cuanto el pene está dentro de la vagina, o incluso antes. En este caso, la mejor solución es buscar ayuda de un sexólogo para recibir un tratamiento con medicinas apropiado. Se estima que de un 5 a un 10% de los hombres padece de eyaculación precoz. Ver también eyaculación precoz.

Aumentar el aguante
En la mayoría de los casos, el concepto «demasiado pronto» es relativo, ya que depende del orgasmo de la pareja. Por lo tanto, no existe una definición fija o un criterio concreto y único para saber qué es «demasiado pronto», sino que depende más de la propia sensación de descontento.
L a técnica de apretar es un truco con el que se puede entrenar y aumentar la capacidad de aguante. Como ocurre con todos los trucos, no funciona en todos los hombres, pero por lo menos se puede intentar. Es divertido hacerlo con tu pareja sexual, pero también puedes probar la técnica de apretar cuando estés masturbándote solo.

El ejercicio
Sentaros juntos en la cama completamente desnudos, con la cara hacia la pareja, las piernas abiertas en una postura cómoda. Tu pareja sexual debe acariciar entonces tu pene hasta que se endurezca. A continuación debe coger tu pene, con el pulgar justo debajo del frenillo y el índice y el corazón al otro lado del pene, apretando fuertemente a continuación durante un breve instante; durante tres o cuatro segundos. La consecuencia de este ejercicio es que desaparece tu deseo de correrte y el pene se hace un poco más flácido. Esperáis medio minuto y tu pareja puede empezar a acariciar tu pene de nuevo, para que tú vuelvas a excitarte. De nuevo, tu pareja sexual debe apretar tu pene fuertemente, durante tres o cuatro segundos.
Repite este ejercicio un par de veces, mientras tengas la sensación de que funciona bien, pero continúa como máximo unos 10 minutos. Entonces, puedes dormirte o hacer otra cosa, o puedes complacer a tu pareja con un cunnilingus o una felación. Repite la técnica de apretar unas cuatro o cinco veces, cada vez un poco más. Tu pareja sólo debería apretar cuando le indiques que te estás excitando. Cada vez que practiques la técnica, el momento de excitación puede retardarse un poco más.

La técnica de apretar

Imagen de: Chia y Abrams Het multi-orgastisch paar, 2002
(publicado en español con el título La pareja multi-orgásmica)

Cambiar el patrón sexual
Mediante la técnica de apretar puedes mejorar un par de cosas. Por un lado tú experimentas durante cierto tiempo la excitación sexual, sin eyacular inmediatamente. (Ver también hacer el amor sin coito) Por otro lado, también puede resultar divertido probar algo nuevo con la persona con quien te gusta hacer el amor, sin empezar inmediatamente con el coito (del cual ambos tenéis posiblemente una sensación insatisfactoria). Asimismo, involucras a tu pareja sexual en lo que tú experimentas como un problema que, posiblemente, te hace sentir en soledad. En realidad, estás cambiando tu patrón sexual, es decir, tu antigua forma de hacer el amor que ya no te satisface.

El siguiente paso
También se puede practicar la técnica de apretar durante el coito, aunque para eso es necesario que hayas practicado antes. Para acostumbrarte de nuevo, debes repetir antes la técnica de apretar un par de veces, con la postura explicada más arriba. Tras esto, tu pareja sexual debe sentarse con la cara hacia ti, con sus piernas encima de las tuyas. En realidad, no se trata de sentarse, sino de estar inclinada sobre ti. Sus rodillas están más o menos a la altura de tus pezones. Ella puede tomar ahora tu pene en su mano para introducirlo tranquilamente en su vagina. Os quedáis así sentados sin moveros. Continúa mirando a tu pareja a los ojos y mantén el ambiente relajado y agradable. Entonces, ella se desplaza hacia arriba y empieza a aplicar la técnica de apretar. Así, podéis repetir los pasos un par de veces. Lo más importante que podéis lograr con estos pasos es que ambos sintáis y experimentéis conscientemente que el pene está dentro de la vagina y que es una sensación agradable, en vez de ser un desastre que está por ocurrir. Al igual que en el primer ejercicio de la técnica de apretar, vais a alargar el tiempo que el pene está dentro de la vagina. Cuando hayas aumentado tu capacidad de aguante, aumentaréis también la excitación sexual. Tu pareja puede mover cuidadosamente sus caderas en círculos, y tú puedes moverte con ella. Así, estaréis acariciándoos desde dentro. Asimismo, puedes moverte suavemente hacia arriba y abajo. Tenéis que miraros y ver lo que estáis haciendo, así podéis seguir paso a paso.
Cada vez que eyacules demasiado pronto, por ejemplo, cuando tengas una nueva pareja sexual, puedes repetir estos ejercicios.

Literatura: Mantak Chia y otros, La pareja multi-orgásmica, Neo-person, ISBN 9788488066862

 

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web