mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 
 
   

home > sobre hacer el amor > problemas al hacer el amor > alargamiento del pene

Alargamiento del pene

Koos Slob

El tamaño del pene

La longitud media de un pene flácido es de 9,8 cm., con una desviación de 6 a 11,5 cm. La longitud media de un pene erecto es de 14,8 cm., con una desviación de 11 a 21 cm. La longitud del pene flácido se mide con una regla desde la pelvis hasta la punta del glande (sin incluir el prepucio).
Si se coge el pene desde el glande y se tira lo más que se puede, se obtiene prácticamente la misma longitud que durante la erección.
No es muy complicado encontrar un médico que quiera operar a un hombre maduro que sufre de un micro pene (3 cm. o menos cuando está flácido y 6 cm. o menos cuando está erecto). Para mucha gente es comprensible que un hombre con un micro pene se quiera operar.
Sin embargo, también hay hombres maduros con un micro pene que están muy contentos con su vida sexual y no desean ser operados. Por lo que a continuación me refiero a hombres con un pene tan pequeño que no pueden tener coito.
Quiero aclarar que el alargamiento de un pene que está completamente desarrollado da como resultado un aumento de uno a tres cm., sólo cuando el pene está flácido. La longitud durante la erección no cambia nada.
Los hombres maduros con un pene dentro de la desviación normal, no suelen encontrar a ningún urólogo o cirujano plástico respetable que quiera hacerles una operación de alargamiento de pene. Probablemente porque conduce a un sufrimiento psíquico-sexual severo. Si el pene se encuentra en el límite inferior de las medidas normales, puede que el urólogo quiera operarle.

Carencia de valor
En los Países Bajos viven muchos hombres (no se sabe con exactitud cuántos) que están extremadamente infelices con el tamaño de su pene: casi siempre creen que es demasiado pequeño (y fino). Según ellos, su pene «demasiado pequeño» es la razón de su mala vida sexual, sus mujeres o novias les han abandonado por eso, se sienten discapacitados y no pueden (o no se atreven a) tener una relación.
Al estar ante un espejo, casi no se atreven a mirar su propio reflejo. Cuando van a nadar, se ponen un bañador ancho para evitar que la gente note su defecto. Se podría decir que están obsesionados con su pene pequeño y continuamente están pensando en ello. Si el médico les dice que el tamaño de su pene es normal, no le creen, porque según ellos es demasiado pequeño y carece de todo valor… como ellos.

Soluciones comerciales
Al año se venden miles de medicamentos y bombas para alargar el pene. Para poder ser operados, los hombres acuden a clínicas privadas de cirugía plástica y reconstructiva. Les cuesta muchos miles de euros, pero para ellos vale la pena. Lamentablemente, no disponemos de una investigación científica adecuada. Según los cirujanos plásticos que hacen este tipo de operaciones, sus clientes están muy contentos. Sin embargo, no disponemos de suficientes datos en la literatura científica.

Hospital Leyenburg (La Haya, Países Bajos)

La ampliación del pene después de la cirugía

Aspecto postoperatorio de un alargamiento
de pene mediante Z-Plastia de la piel en la base del pene.

Dr. R. Kropman, urólogo


En los Países Bajos, sólo hay un hospital especializado en el alargamiento de pene (Hospital Leyenburg, La Haya, Países Bajos), a donde pueden acudir hombres maduros que no están contentos con el tamaño de su pene. El urólogo Kropman y los sexólogos trabajan juntos y sólo tras un exhaustivo examen psíquico-sexual se sigue con la operación.
La operación más común para alargar el pene, consiste de la sección del ligamento suspensorio, el tejido que fija el pene al hueso púbico y soporta la piel desde el abdomen hasta el tronco del pene. Esta operación se hace mediante plastia V, Y o Z de la piel.
Los resultados parecen ser desalentadores. De los primeros 48 pacientes de Kropmans, 16 recibieron una operación de alargamiento de pene después de un examen detallado. En el siguiente estudio de 15 hombres, realizado de uno a cuatro años tras la operación (una media de tres años), se reveló que cinco hombres estaban contentos con el alargamiento de su pene, tres lo estaban un poco y siete no estaban contentos.
Podemos concluir que una operación de alargamiento de pene puede ser lo más apropiado para algunos hombres, pero también que para la mayoría de los hombres la asistencia psicológica es preferible.
La terapia se enfocó entonces en mejorar la percepción negativa del cuerpo y en aumentar la autoestima.
Otros urólogos neerlandeses obtuvieron los mismos resultados decepcionantes con el tratamiento de este tipo de pacientes.

Penisverlenging; tekening van operatie

Alargamiento de pene con V-Y
plastia de la piel de la base del pene
Van Driel, Tijdschrift voor Seksuologie, 2001

Investigación propia
Hace algún tiempo, inicié una pequeña investigación con Shakira Cornelissen (psicóloga) y Dr. Jan Schippers (Hospital Leyenburg, La Haya, Países Bajos).
Buscábamos hombres que habían tenido una operación de alargamiento de pene para preguntarles por teléfono o por escrito sobre sus experiencias. Para eso, publicamos una entrevista y una convocatoria en el periódico neerlandés Algemeen Dagblad y en la revista para hombres titulada Men´s Health. Dejamos muy claro que estábamos buscando tanto experiencias positivas como negativas y que respetábamos y garantizábamos el anonimato.
Sólo cinco hombres respondieron a nuestra convocatoria. Cuatro de ellos se quejaban del tamaño de su pene y buscaban la ayuda de un cirujano, y uno se quejaba del resultado de su operación de alargamiento de pene.
¡Ningún hombre contento respondió a nuestra llamada!
Es sorprendente y desconcertante, sobretodo si uno piensa que es posible que cada año cientos de hombres (no tenemos datos) se operan para alargar sus penes. Cada año, se venden miles de productos para alargar el pene en sex shops y en tiendas de venta por correo.
En septiembre de 2002, hice una amplia entrevista para el periódico neerlandés De Telegraaf (en el suplemento del sábado) sobre el alargamiento de pene, incluyendo al final una convocatoria de hombres para que me contaran sus experiencias (post)operatorias. En total, 10 hombres respondieron. Sólo dos de ellos habían sido operados. Uno estaba extremadamente descontento y el otro era imposible de contactar.
¡Todavía no había logrado encontrar hombres contentos con la operación!

 

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web