mapa web | buscar
nederlands | english | français
deutsch | русский
¿quiénes somos?
 
 
   

home > sobre hacer el amor > el arte de hacer el amor > la felación

La felación La felación; mujer lamiendo un pene

Lamer o chupar el pene de un chico es una forma de besar. El término «felación» proviene del latín, de la palabra «fellare» que significa «chupar». También se puede hablar de una chupadita, o una mamada.

Con cuidado al inicio
Igual que en el beso entre dos bocas, es mejor empezar suavemente y con cuidado. Explora, mediante el juego, el pene y mira bien cómo es. Si el pene ya está erecto, no se puede jugar y explorar bien, por lo que es mejor empezar cuando el pene está todavía flácido. Así, se puede ver cómo crece. Mantenlo en tu mano y dale besitos. Con la boca mojada, humidifica la parte superior.

La técnica
Si el chico no está circuncidado, se puede mover el prepucio suavemente hacia abajo. Ten cuidado con el frenillo (el pequeño músculo que conecta el prepucio con el pene), puesto que es bastante sensible y a veces poco flexible. Pasa suavemente la punta de tu lengua húmeda por el pene cambiando el ritmo. Mueve el prepucio sobre el glande, de arriba abajo. Tienes que tener cuidado con tus dientes al introducir el pene en tu boca. Cuando metas el pene en tu boca y lo saques con movimientos muy lentos, o muy rápidos, puedes bajar el prepucio, desnudando así el glande. También puedes subir el prepucio, pero entonces es importante que mojes bien el pene. Puedes poner tu mano en su pene imitando el ritmo de la penetración en tu boca. Alterna este movimiento con lamidas o pequeños mordiscos cubriendo tus dientes con tus labios. No te olvides de sus testículos, los puedes masajear o lamer suavemente, o cogerlos cuidadosamente en tu boca y acariciarlos con tu lengua. Asimismo, puedes rozar suavemente su ano con tu meñique, o introducir tu dedo mojado un poco dentro de su ano.

Decir qué es lo que te gusta
Por la excitación, el pene se hace más grande y duro, a veces sale un poco de líquido preseminal. Cuando el chico está a punto de correrse, el pene se hace aún más duro. En algunos chicos, uno de los testículos se mueve hacia arriba. Si no sabes cuáles son las señales de placer, pero sí quieres saber si el chico está disfrutando o si se puede correr, entonces, es mejor preguntarle si le gusta lo que le estás haciendo. Quizá él quiera que le hagas algo específico. También te puede ayudar dándote consejos. El chico que recibe la felación también te puede decir si tienes que cambiar el ritmo o pasar por otros lugares que le den más placer.
Se podría pensar que los chicos saben mejor cómo hacer una felación, pero no es el caso. Ten en cuenta que pueden haber grandes diferencias. Todos los que quieran hacer una felación para dar placer a un chico tienen que prestar atención a las señales del chico y pedirle, si es necesario, consejos.

Correrse por una felaciónLa felación; hombre chupando el pene de otro hombre
Quizá dure mucho tiempo hasta que el chico se corra por una felación. Es mejor no continuar sinfín, simplemente por creer que él tiene que correrse, ya que puede cansar mucho estar tanto tiempo así. Mediante la práctica viene la habilidad. Es muy normal que durante la felación no haya orgasmo, a pesar de que el chico esté disfrutando intensamente. Esto puede ocurrir porque él chico no pueda alcanzar el orgasmo mediante esta actividad sexual, o porque no esté totalmente cómodo con su posición pasiva durante la felación.

Higiene durante la felación
El chico que recibe la felación debe tumbarse cómodamente y la persona que le practica la felación debe disponer de suficiente espacio para poder moverse. Antes de empezar hay que estar seguro de tener una buena higiene, ya que es más rico besar (hacer una felación) a una persona limpia. Un exceso de pelo púbico puede dar lugar a una disminución de la excitación sexual. Cuando él se corra, tú debes tener suficiente tiempo para mover tu boca para que no entre el semen, pero también puedes dejar correr el semen por tu boca y escupirlo inmediatamente después, o todo lo contrario y tragarlo, bebiendo después un poco de agua. El semen es una proteína, y ni daña la salud ni tiene un sabor asqueroso. Para los que prefieren hacerlo muy seguro existen preservativos con sabor (con los que también se puede tener sexo con penetración).
Los más experimentados pueden hacer la felación todavía más excitante (otra postura, otro lugar) o más sabrosa (nata, miel). O se puede practicar una felación y un cunnilingus a turnos, o a la vez si la estatura corporal lo permite. Ambas formas de lamer y besar tienen un gran beneficio: no hay posibilidad deembarazo.

home | sobre hacer el amor | sexo seguro | educación sexual | pmf | ¿quiénes somos? | mapa web